Cómo conseguir una piel bronceada

¿Quieres presumir de moreno lo antes posible? Dale un brillo veraniego a tu piel con nuestros productos autobronceadores. ¿Qué hay que tener en cuenta antes de aplicar un autobronceador y cómo conseguir un acabado uniforme sin manchas ni marcas? ¡Te lo contamos todo en nuestra guía de autobronceado!

Good vibes & tan lines

Autobronceador: ¿qué hay que tener en cuenta?

Para conseguir un buen resultado, es muy importante preparar correctamente la piel para el autobronceado. Las células muertas de la piel y las zonas más ásperas, por ejemplo en los codos, pueden dar lugar a un bronceado más intenso y a un acabado con manchas. Para evitar esto, primero es necesario exfoliar el cuerpo cuidadosamente. Lo mejor es exfoliar la piel 24 horas antes de aplicar el autobronceador, para que la piel tenga el tiempo suficiente de regenerarse y para garantizar un resultado sin manchas.

Un bronceado bonito sin marcas ni manchas

Para conseguir un bronceado uniforme, recomendamos utilizar el autobronceador con moderación. En las partes con vello o en zonas secas como las rodillas y los codos, la aplicación puede resultar más difícil y a menudo da lugar a manchas. Nuestro consejo: mezcla el autobronceador con una loción corporal y aplícala con mucho cuidado. Los guantes autobronceadores son imprescindibles, ya que no solo protegen las manos, sino que también consiguen un acabado más uniforme.

Autobronceador: la importancia de aplicar la cantidad adecuada

¿Cuál es la cantidad correcta? El secreto está en hacerlo poco a poco: aplica la crema bronceadora con moderación todos los días hasta alcanzar el nivel de bronceado deseado. Una vez conseguido, basta con aplicar el autobronceador dos o tres veces por semana para repasar el bronceado y hacerlo duradero. ¿La has liado con el autobronceador? ¡No te preocupes! Para solucionarlo, solo tienes que ducharte rápidamente. Con el agua, la capa superior de la piel se hincha y las irregularidades pueden eliminarse más fácilmente.

Autobronceadores adecuados para el rostro

La mayoría de los autobronceadores para el cuerpo son líquidos y, por tanto, no son adecuados para el rostro. Por ello, es mejor utilizar productos especialmente formulados para la cara. Si tienes la piel sensible, asegúrate de que el autobronceador no contiene fragancias ni alcohol. Además, recuerda que también tienes que tener mucho cuidado al aplicarlo en la cara. Evita la zona de las cejas y el nacimiento del pelo de la frente para evitar las manchas.

Nuestros imprescindibles